Pablo Casanueva

«Esto tuvo que facese fai 30 años»

Parajón trabayó 22 años en Solvay, de guaḥe primero y llueu de picador. La tarde na que les voluntaries de la ARMH mos acercamos a Espinera, Parajón tenía una vaca de partu. Entrugónos con sorna si entendíamos daqué de vaques. Quedó la so muyer al curiáu de la vaca y fuimos hasta La Boroñada. 
La finca ta a unos kilómetros de la so casa pero bastante más cerca polos caleyos. Cuando taba cayendo’l Frente, garraron na Estación de Lieres a un milicianu santanderín. Agora pasa l’autopista pol mediu y paez que la distancia ye munchu mayor, daquella taba más cerca. Entrugamos, ¿yeren falanxistas los que lu garraron? Home caro, dos, hasta la médula.
Traxéronlu a la finca y pegaron-y dos tiros. Un vecín que taba dimiendo castañes, marchó por nun lo ver. Pela tardi, Camilo, el padre de Parajón, vieno a buscar les vaques que tenía nel prau. Topóse col vecín que tuviera de mañana y acabaron d’enterrar al santanderín.
La Boroñada (Feleches, Siero)
Estación de Lieres dende La Boroñada
Parajón sintió la hestoria a so pa, que morrió cuando él tenía 15 años. Retúvola tola vida y sabe perfectamente onde ta’l cuerpu. Quier sacar d’ellí a esi paisano. Entrúganos si sabemos más o menos cuándo lo podremos facer, esto tuvo que facese fai 30 años. Nun se sabe’l nome del asesináu, naide lu reclamo enxamás y tampocu sabemos de xuru si ye de Santander.
A la puerte la cuadra
Parajón coloca'l xalón nel llugar onde ta'l cuerpu
¿Qué me tas faciendo un semeyu? – dizme cuando lu retrato – ¿sabes qué ye un semeyu? Agora hai que falar asturianu.
Ye un aliendu grande conocer a Parajón.